• slide-01
  • slide-02-sustentable
  • slide-03-consulta
  • slide-04-actividades
  • bannereventcult
  • Conoce nuestras instalaciones
  • Conoce las características sustentables del centro
  • Contamos con un acervo bibliográfico y audiovisual (más de 40,000 volúmenes)
  • Consulta los horarios de nuestros talleres y actividades
  • Consulta nuestros próximos eventos

Además, el espíritu tepozteco se esmera en hacer de cada evento una verdadera fiesta. Las bodas, bautizos, quinceaños y cumpleaños son a puertas abiertas, lo que significa que prácticamente cualquier persona puede entrar y salir de la fiesta, y tengan por seguro que todos los invitados conocidos o no serán atendidos, se les ofrecerá comida, bebida, y si andan de suerte, hasta bailan el vals con la novia o la quinceañera.

Sin embargo, el Tepozteco no sólo festeja lo bueno, sino también la muerte. Cuando alguien muere, los Tepoztecos empiezan a esparcir la noticia de una manera peculiar, y es doblando las campanas en la iglesia del barrio del difunto. Parecieran lo mismo, pero las campanas se repican de manera diferente dependiendo si murió un niño, una mujer soltera, o un adulto.

En cuanto se empiezan a escuchar, la gente empieza a preguntar a sus vecinos quién falleció, y lo empiezan a contar a los demás. No es difícil encontrarse a alguien en el mercado que pregunte, -¿oíste que doblaron, en San Miguel?, -¿Quién se habrá muerto?; y el Tepozteco también tiene formas extrañas de explicar quien falleció, por lo que contesta: Conoces a Don Nacho Ayala, que vive en la calle Buena Vista, que vende nieves?

El que pregunta, contesta que sí, porque normalmente siempre se usa de referencia a alguien popular en el pueblo.

Y entonces le contestan: Ora, el que se murió es su primo Chano. Y así, se esparce la noticia en el transcurso del día.

Normalmente el cuerpo se vela esa misma noche. La familia prepara su casa para recibir a la gente, se manda a traer canastones de pan, cajas de leche, se prepara atole de diferentes sabores, ollas de café, ponches de leche y de naranja agria. Los vecinos, amigos y familiares empiezan a llegar para acompañar al difunto y su familia, y poco a poco la casa se llena de gente del pueblo.

Cabe mencionar que los Tepoztecos, siempre solidarios, nunca se presentan con las manos vacías. Siempre llevan velas, flores, azúcar, café, cajas de galletas, cartones de leche, vasos, servilletas o cualquier otra cosa que pueda ser de utilidad para la familia.

Ya entrada la noche, no faltará quien empiece a cantar, saque la guitarra y toque unas cuantas melodías o mínimo empiece a contar chistes rojos. Al día siguiente, la gente se vuelve a reunir para acompañar al difunto a su última morada, y en el panteón los familiares sacan rompope para las mujeres grandes y tequila para todos los demás. Nunca falta el "squirt" para preparar palomas y la "coca" para quien ande bajo de la presión o todavía con el susto.
La mayoría de los acompañantes regresarán a casa del difunto para disfrutar de la comida que ofrece la familia, normalmente se sirve mole verde con tamales blancos y de frijol; aunque también pueden dar mole rojo, barbacoa o pozole.

Algunos, normalmente hombres aunque a veces también mujeres, se quedarán en el panteón a esperar a que terminen de cerrar la tumba, mientras tomarán unos "chíngueres", es decir, unos tequilas ya sea derechos o mezclados. Dependiendo del difunto, esos chíngueres se pueden convertir en una pequeña fiesta que dure hasta bien entrada la noche.

En la semana siguiente, la familia ofrecerá rezos a medio día y en la tarde noche por una semana. Estos rezos también son una fiesta, lejos de preocuparse por la tristeza de que el ser amado se ha ido, las mujeres de la casa están ocupadas planeando los menúes que ofrecerán a quienes vayan al rezo.

En el de mediodía, pueden servirse varias cosas desde sólo galletas del tradicional surtido rico, con coca cola, café y rompope, hasta mollete, picaditas, sándwiches, etcétera. Normalmente, sólo mujeres acuden a estos rezos.

En la noche, la casa se vuelve a llenar de gente como en el velorio. Hombres y mujeres por igual acuden, se ponen sillas en el jardín y la gente se sienta conforme llega. Más que ir a rezar, la gente aprovecha para ver conocidos que hace mucho tiempo no han visto, hablar de política o de los chismes del pueblo. Cuando acaba el rezo, todos se persignan rápidamente para seguir con la plática.

Dependiendo de la estación, se ofrecen bebidas calientes o frías. Las mujeres y los niños de la familia empiezan a pasar con jarras, vasos, servilletas y comida que empiezan a ofrecer los a los asistentes. Lo menos que ofrece una familia es pan, pero se pueden dar tamales, sándwiches, tortitas pequeñas, chilaquiles, entre otros alimentos.

Al igual que en el velorio, la gente lleva cosas a la familia para ayudarlos con los gastos.

Los rezos duran ocho días y cuando se ha cumplido una semana del fallecimiento se hace el levantamiento de cruz. Para esto, en el entierro se ha puesto una cruz de ceniza en el lugar donde estaba el ataúd, esta cruz se levanta después de un rezo y se lleva al panteón en donde será enterrada junto con el difunto. Además, en la semana se ha buscado a los padrinos de la cruz, ellos llevarán una cruz de madera con el nombre del difunto y un pequeño texto para colocarla en la tumba.

Nuevamente, el pueblo acompañará a la familia al rezo, al panteón y después a comer a su casa. Cuando todos se van, será la primera vez que los familiares se queden solos.

Esta tradición ha sido difícil de entender para quien no vive en nuestro pueblo, a muchos se les hace un gasto innecesario, o una preocupación más para quienes están de duelo. Pero para los Tepoztecos no es más que una forma de solidarizarse y apoyar a quienes han perdido a un ser querido.

 

¿Qué hay de nuevo?

Talleres
Talleres

Ven e inscribete a nuestros nuevos talleres          

Leer más
Recomendaciones de libros
Recomendaciones de libros

  Libros recomendados para este verano:      El laberinto de la soledad - Octavio Paz. La aparición de ’El laberinto de la soledad’ de Octavio Paz, en el mediod [ ... ]

Leer más
Itacate de cuentos
Itacate de cuentos

                                           

Leer más
Somos la primera biblioteca 100% sustentable del p...
Somos la primera biblioteca 100% sustentable del país

Ven y conoce la 1ra. "BIBLIOTECA SUSTENTABLE" en México            

Leer más

¡No te quedes fuera!

¿Sabes por qué somos sustentables?

Somos la primera Biblioteca 100% sustentable en México. ¿Quieres saber por qué?